Columna Vertebral, Sistema Nervioso y su Relación

 
 
El Sistema Nervioso está constituido por el cerebro, médula espinal, y nervios espinales. Su importancia es vital en el funcionamiento general del ser humano, ya que coordina y controla las funciones del resto de sistemas como el inmunológico, circulatorio, muscular, endócrino, óseo, etc. Es un sistema tan importante que se halla protegido por huesos en su mayor parte. El cráneo protege al cerebro, y las 24 vértebras móviles de la columna vertebral a la médula espinal.

Los nervios espinales nacen de la médula espinal y salen por unos orificios entre las vértebras. Estos nervios llevan y traen información a través de los impulsos nerviosos a los órganos, músculos y tejidos.

Las vértebras están diseñadas para moverse, pero al perder su posición original no se mueven correctamente y pueden irritar o inflamar esas raíces nerviosas causando dolor y disfunción.
 
 

Subluxación

 
 
Innumerables factores de la vida cotidiana pueden ser causantes de que estas vértebras pierdan su movilidad o su posición original, lo cual provoca una reacción en cadena al irritar, pinzar o inflamar nervios que a su vez afectarán a los músculos, órganos y demás tejidos relacionados. A esta disfunción se la llama Subluxación Vertebral la cual causa varios problemas de salud a cualquier edad. En los niños el uso indebido de las mochilas, malas posiciones en el escritorio, resbalones, caídas al aprender a caminar o de la bicicleta, pueden causar subluxaciones que en un inicio serán asintomáticas y en la edad adulta pueden convertirse en problemas crónicos.
Por lo tanto los niños deben ser evaluados mediante el chequeo y corrección oportuna del funcionamiento de la columna vertebral.
Una interferencia o Subluxación corregida a tiempo, evita complicaciones posteriores.
 

Ajuste vertebral

 
 
 
 
La acción de mover la vértebra en la dirección apropiada se llama “ajuste vertebral” y se lo hace por medio de un movimiento rápido de la articulación, lo cual ayuda a recobrar la movilidad de la columna. Este movimiento debe ser realizado en forma específica por los Doctores en Quiropráctica quienes hemos estudiado especialmente para hacerlo sin poner en riesgo la integridad de la columna vertebral.
No se debe confiar el movimiento de estructuras tan delicadas como son la columna y por ende el Sistema Nervioso a personas que lo realizan de una forma empírica.